Fin de semana con mucho amor

¡Hola de nuevo!

Tocaba ya hacer otra entrada, que ha estado un poco descuidado el blog estos días, y qué mejor momento que hacerlo en un fin de semana rebosante de amor, y es que coinciden tres eventos muy esperados durante todo el año: carnaval, San Valentín y el estreno cinematografico de 50 Sombras de Grey.

Por eso este fin de semana va a estar plagado de gestos románticos, desde la máxima ternura propia de San Valentín hasta la pasión pura de 50 Sombras de Grey.

Siempre me han parecido una auténtica tontería estas fechas, porque las parejas que se quieren, se quieren por igual todo el año, y no se van a querer más por ser un día especial totalmente ajeno a su historia. Que se quieran más o mejor el día de su aniversario lo entiendo, pero porque los centros comerciales nos impongan una fecha, no, eso no lo veo.

Sin embargo hoy me ha picado un poco la curiosidad y me ha dado por buscar el origen de esta fecha, 14 de febrero, y el por qué se la considera como el día de los enamorados, y he de decir, que ha conseguido convencerme un poquito.

Su origen se remonta a la época del Imperio Romano. Se dice que San Valentín era un sacerdote que ejercía en Roma cuando gobernaba el emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, alegando que los jóvenes solteros eran mejores soldados, pues tenían menos ataduras.

Así, San Valentín que se oponía a esta medida de Claudio II, comenzó a celebrar en secreto, en contra de la prohibición, matrimonios para jóvenes enamorados.

La historia se prolonga, pero la moraleja es que fue San Valentín quien posibilitó el amor en tiempos en los que estaba prohibido, hasta tal punto que le costaría primero el encarcelamiento y después su ejecución, nada menos que un 14 de febrero del año 270.

Si lo vemos desde un punto de vista histórico y no puramente comercial, no está tan mal ¿no?

Pues bien, ahora sí, vamos con algunas ideas para sorprender a vuestros valentines, o a vuestros Mr. Grey, según el caso.

  • Si sois más del lado del Sr. Grey, estas son las propuestas (suavizadas, claro):

Captura de pantalla 2015-02-13 a la(s) 19.55.14

Vinilo de Mr. Wonderful

Captura de pantalla 2015-02-13 a la(s) 20.03.49 Captura de pantalla 2015-02-13 a la(s) 20.03.38

Pijama corto de satén, de Womens’secret 

Captura de pantalla 2015-02-13 a la(s) 20.07.32

Un desayuno entre sábanas con estos panes en forma de antifaz, inspiración de las panaderías Santa Gloria en el famoso libro.

Captura de pantalla 2015-02-13 a la(s) 20.11.47

El restaurante Pecado Carnal en Madrid propone una oferta de San Valentín con un regalo muy vinculado al libro que estará disponible todas las noches desde el 11 al 17 de febrero (89 € por pareja), y además los propietarios de Pecado Carnal han ido un pasao más allá y ofrecen un kit erótico para añadir a la cena.

  • Y si eres más de San Valentín, aquí tienes una idea:

Captura de pantalla 2015-02-13 a la(s) 20.15.59

Caja de fotografías de Polabox

¡Que disfrutéis del fin de semana!

CRISTINA

Anuncios

Hello, February.

Captura de pantalla 2015-02-01 a la(s) 11.39.29

¡¡¡Ya estamos en febrero!!!

¿Puede alguien explicarme como ha podido pasar ya un mes entero desde que estábamos todos pendientes de las doce campanadas? No sé si es que me estoy haciendo mayor o qué es lo que pasa, pero eso de que el tiempo vuela cada vez es más cierto para mi.

El caso es que estrenamos nuevo mes, un mes que no por ser el más cortito del año, es menos especial. Es el mes de los enamorados (junto con abril, claro), el mes de las nevadas preciosas en la montaña, el mes en el que las rebajas se terminan y empezamos a ilusionarnos con las colecciones de primavera a pesar de rondar los cero grados…

Es también un buen mes para echar la vista atrás, y ver cuántos de esos propósitos de año nuevo has cumplido. En caso de que tu veredicto sea positivo, ¡enhorabuena! no creo que le pase a demasiada gente, y en caso de que no hayas sido capaz de cumplirlos, tranquilo, te quedan 11 meses para demostrarte a ti y al resto que eres capaz.

¡Hasta mañana!

CRISTINA